Indonesia aumenta el número de muertos y la escasez de supervivientes. La cifra de muertos por el devastador terremoto y tsunami se eleva a 1.234, dicen los funcionarios; los esfuerzos de búsqueda y rescate continúan.

La cifra de muertos por el terremoto y tsunami de magnitud 7,4 que azotó a Indonesia ha aumentado a 1.234, anunció el martes la agencia de gestión de desastres del país, BNPB.

Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la agencia, dijo que es probable que la cifra de muertos por el desastre en Palu en la isla de Sulawesi y Donggala aumente dado que los rescatistas aún tienen que identificar o encontrar muchas víctimas, o incluso llegar a algunas áreas afectadas por desastres.
Según él, unas 62,000 personas están desplazadas y actualmente ocupan 24 campamentos en la región.

– “Hasta 99 personas siguen desaparecidas”, afirmó.
La mayoría de las muertes se debieron a personas que fueron enterradas bajo los escombros o golpeadas por el tsunami, dijo.
– Comida, agua necesaria
Las víctimas del desastre están teniendo dificultades para encontrar alimentos y agua potable.
Las víctimas del terremoto en Palu instalaron tiendas de campaña frente al ayuntamiento en un intento de obtener ayuda más rápido, pero también esperan apoyo extranjero.
Ismanto Acho, una víctima del terremoto frente al ayuntamiento, dijo que ha estado en la zona con su familia desde el viernes:
-“Bebemos agua del grifo porque no podemos encontrar agua potable. No podemos encontrar comida, y estamos tratando de llenarnos con pasta preparada enviada a través de ayuda”, dijo.
Atika, otra víctima del terremoto, dijo: que su principal necesidad es el agua potable. Ella dijo que:  quiere devolver su vida normal tan pronto como sea posible.
La gente en Palu y Donggala no puede encontrar gasolina. Los funcionarios regionales, así como los equipos de búsqueda y rescate en el área, están trayendo su gasolina desde fuera de la región.
La gente local hace cola frente a las gasolineras y espera durante horas.
Se están llevando a cabo trabajos de búsqueda y rescate en edificios derrumbados en toda la región.
En Palu y Donggala, las réplicas están generando temores de un nuevo terremoto, y algunas personas cuyas casas quedaron sin daños por el terremoto temen pasar la noche en sus casas.
En el barrio Balaroa de Palu, donde un área residencial de alrededor de 200 familias fue totalmente destruida, las operaciones de la agencia nacional de búsqueda y rescate Basarnas están en curso.
Tanvir, un residente de Balaroa, le dijo a la Agencia Anadolu que no estaba en la aldea cuando ocurrió el terremoto.
“Corrí a casa después del terremoto y vi mi casa destruida. Rescaté a mis dos hijos, mi esposa y mi suegra de los restos”, dijo.
Tanvir dijo que cientos de otras personas aún estaban bajo los escombros.
Retno Budiharto de Basarnas dijo que dos personas fueron rescatadas y tres cuerpos fueron recuperados del Hotel Roa, que fue demolido en el terremoto.
“Hay alrededor de 30 personas debajo de los escombros de acuerdo con los registros del hotel. Continuamos nuestro trabajo de búsqueda y rescate”, agregó.

View this post on Instagram

Kita masih merasakan bagaimana kejadian yang menimpa saudara-saudara kita yang di Lombok, keadaan yang mereka hadapi saat kejadian alam yang terjadi dan akibat yang di timbulkan dari kejadian itu sampai detik ini, mulai dari tempat tinggal, keluarga, harta benda dll semua masih menjadi trauma dan ketakutan dalam diri mereka, Marilah kita bersama-sama memberi bantuan yang masih sangat mereka butuhkan, mendoakan mereka agar diberikan kekuatan dan ketabahan, karena doa akan menjadi kekuatan terbesar dalam kehidupan mereka. Dan ADRA mengajak kita semua untuk mempersiapkan diri kita mulai dari sekarang untuk menghadapi bencana-bencana yang akan datang, dan ajarkan anak, saudara dan sekitar kita tentang penanggulangan bencana. #prayforlombok #Savemorelives

A post shared by Adra Indonesia (@adraindonesia) on